Las enfermeras y los pacientes en el hospital
marzo 2, 2022

¿Cómo pueden las enfermeras proporcionar apoyo emocional a los pacientes?

Por blogadmin

Las estancias en el hospital casi siempre van acompañadas de estrés y preocupación. El miedo a lo desconocido es un sentimiento común entre los pacientes y sus familias, pero una de las muchas funciones de las enfermeras incluye la mitigación de ese miedo.

Los enfermeros son los profesionales sanitarios que más tiempo pasan con los pacientes y sus familias durante su estancia en el hospital. Los médicos pueden curar, pero las enfermeras son las encargadas de proporcionar los cuidados. Además de prestar atención médica, también proporcionan un importante apoyo emocional.

Los profesionales de la enfermería son entrenadores y animadores, consejeros de duelo y ayudantes. Sus tareas incluyen ayudar a sus pacientes a superar los retos emocionales y crear un ambiente reconfortante. Están con sus pacientes desde el primer día hasta el último, de día y de noche.

 

¿Cómo cubren las enfermeras las necesidades emocionales de los pacientes?

Las enfermeras hacen un seguimiento de la salud de sus pacientes, les suministran medicamentos, se encargan del papeleo, ayudan a los médicos a diagnosticar a los pacientes y les aconsejan, pero su trabajo no acaba ahí. Llevan muchos sombreros a lo largo de la jornada laboral, y satisfacer las necesidades emocionales de sus pacientes es uno de ellos.

Cuidan de sus pacientes emocionalmente empatizando con los que sufren, calmando a los pacientes asustados y dándoles esperanza a todos ellos. El cuidado emocional implica ser compasivo y aceptar y tratar a los pacientes como individuos únicos.

 

Paciente internado en hospital

 

Cómo afrontar la enfermedad

Un paciente puede ser hospitalizado por diversos motivos, como una enfermedad grave, un accidente desagradable o la recuperación tras una operación. Sea cual sea el motivo, sienten algo más que síntomas físicos.

Suelen tener todas esas emociones negativas, como miedo, incertidumbre, confusión y ansiedad, por lo que es fundamental que el personal de enfermería les hagan sentirse lo más cómodos y relajados posible.

Las enfermeras deben ayudarles a lidiar con sus síntomas proporcionándoles apoyo emocional. Al satisfacer las necesidades fisiológicas y emocionales de sus pacientes, también mejorarán el proceso de curación y ayudarán a los pacientes a sentirse seguros y más capacitados para gestionar su propia recuperación.

 

Preparación para el tratamiento

Durante su estancia en el hospital, los pacientes se preparan para el tratamiento tomando ciertos medicamentos, siguiendo una dieta estricta y otras series de preparativos según las instrucciones de los doctores y de los enfermeros.

Son los profesionales de la carrera de enfermeria quiénes deben explicar a los pacientes cómo prepararse para el tratamiento y asegurarse de que lo lleven a cabo durante su estancia en el hospital.

Deben ser capaces de responder a las preguntas de los pacientes sobre el proceso de preparación, como la finalidad de los medicamentos que toman y los posibles efectos secundarios.

 

Adaptación a la vida hospitalaria

Es normal que los pacientes tarden en acostumbrarse a la vida en el hospital, ya que es diferente de su vida en casa. Esto puede ser bastante molesto para algunos pacientes, pero el personal de enfermería debe ayudarles a aclimatarse al nuevo entorno.

Todo puede contribuir a la incomodidad del paciente, desde la comida y la bata del hospital hasta los ruidos y el olor del hospital. Por eso es fundamental que los pacientes sean recibidos por las enfermeras y se les den los detalles de su estancia.